Baño Químico
El baño químico es el procedimiento que tiene como fin, limpiar una placa electrónica que ha sido expuesta a líquido pues secar el equipo no es suficiente, ya que inmediatamente luego del secado del líquido comienza la formación de sulfatos y óxido.

Para la limpieza se utiliza una combinación de químicos dieléctricos (es decir que no conducen electricidad) para eliminar estos sulfatos u óxidos. Ya que hablamos de un elemento corrosivo, es importante entender que un equipo electrónico que ha estado en contacto con agua, podría presentar fallas tanto a corto como largo plazo, ya que la sulfatación logra penetrar incluso bajo circuitos integrados que están soldados en las placas electrónicas, es incluso probable que un equipo al cual se le realice este procedimiento no tenga reparación o se apague totalmente.

¿Es recomendable realizar un baño químico a un dispositivo que se cayó al agua pero que enciende?

Lo cierto es que la mayoría de las veces no sabemos qué tipo de líquido es el que estuvo en contacto con el equipo y por ello es que no se puede saber la magnitud del daño hasta abrir el dispositivo. El sulfato tiene propiedades conductivas mientras se encuentre presente en una línea de voltaje o de datos del equipo, este podría funcionar sin problemas, sin embargo, al momento de realizar una limpieza y eliminar el sulfato, encontramos que el sulfato ha corroído la línea y que lo único que mantiene la línea en comunicación, es el mismo sulfato, por esta razón es que no es recomendable realizar un baño químico a un dispositivo que haya estado en contacto con agua pero siga encendido, ya que el procedimiento podría incluyo apagarlo de forma definitiva.

Este procedimiento no se recomienda si lo que se busca es un dispositivo del cual dependas en un 100% o que usarás constantemente, debes tener en cuenta también que una caída al agua o el contacto con cualquier líquido anula las garantías que te ofrece el fabricante.


¡¡¡DIAGNOSTICO GRATIS!!!


Solicitar un coste de reparación

Back to Top